¡Atrévete a descubrir los mil encantos del otro extremo del Mediterráneo cuando viajes a Turquía! Elige entre nada menos que tres mares en los que mojarte los pies, regresa a los orígenes de la humanidad al visitar uno de los primeros asentamientos del hombre y descubre la combinación perfecta de las antiguas Grecia y Roma con las corrientes llegadas de Oriente en el país de los tulipanes. Porque sí, es de Turquía de donde proceden estas flores y porque perderse por las 4000 tiendas de las 64 calles del Gran Bazar de Estambul es una de esas experiencias que hacen a uno sentirse como en las Mil y Una Noches.

Bienvenido al país de las mezquitas porque… ¡hay más de 87 mil!

Haz un recorrido por el lugar donde se cree que están las raíces de la mayoría de las grandes civilizaciones de la antigüedad y descubrirás que no solo de una historia y cultura apasionantes está compuesto este país único. Paisajes que quitan el hipo, como la Capadocia y las piscinas termales de Pamukkale, y playas paradisíacas son también una de las señas de identidad de los viajes a Turquía. Por algo será por lo que fue en Bizancio, la actual Estambul, donde el Imperio Romano estableció su capital. ¿Te animas a recorrer grandes joyas de la antigüedad como Éfeso, Pérgamo y Troya a tu paso por Turquía?

Quizás viajar no sea suficiente para prevenir la intolerancia, pero si logra demostrarnos que todas las personas lloran, ríen, comen, se preocupan y mueren, puede entonces introducir la idea de que si tratamos de entendernos los unos a los otros, quizás hasta nos hagamos amigos
Maya Angelou